....

PLADUO, TU EMPRESA DE PLADUR EN BURGOS

Somos una empresa joven burgalesa pero con una amplia experiencia en el mundo del pladur y todo lo relacionado. Realizamos trabajos como nuevas distribuciones (tabiques), techos, techos desmontables, revestimientos de chimeneas, trasdosados, estanterias, cabeceros de cama o aislamientos termicos y acusticos.

¿El pladur es bueno o es malo?

Esta es una pregunta nos la hemos hecho casi todos, sobre todo a la hora de afrontar una reforma o un proyecto en nuestra casa u oficina. La mayoría hemos oído hablar del pladur aunque en realidad deberíamos llamarlo placa de yeso laminada. Pero ¿cuáles son sus puntos fuertes?
En determinadas situaciones el pladur puede convertirse en la opción más adecuada para nuestro proyecto, facilitando el trabajo y reduciendo el coste; así pues vamos a analizar esos casos y a profundizar en los tipos de placas y aislantes que podemos encontrar en el mercado.

Si necesitáis crear un nuevo espacio en vuestra vivienda, cambiar el aspecto de unas paredes deterioradas, hacer un mueble o aislar ya sea térmica y/o acústicamente un espacio, entonces deberíais contemplar la posibilidad de utilizar "placas de yeso laminadas". Las principales ventajas que este sistema presenta son la facilidad y comodidad de instalación, ya que apenas ensuciaremos y podremos en un corto espacio de tiempo disfrutar de los resultados. No entraremos en explicaciones de como se instala el pladur, para eso ya existen multitud de tutoriales, nosotros hablaremos de los tipos de placas y aislantes que podemos encontrar en el mercado común, y para que casos debemos escoger unos u otros.
En lo que se refiere a placas de yeso tenemos en primer lugar que seleccionar el grueso de la placa que varía entre los 6mm y los 18 mm mientras que el tamaño de la placa propiamente dicho suele ser de 2,5 m. x 1,2 m. pero podemos encontrar de mayor o menor tamaño según el tipo de placa y el uso para el que esten pensadas. A parte del tamaño tendremos que tener en cuenta que tipo de placa es la más adecuada para nuestro proyecto.

ESTANDARD: Compuestas por yeso y dos capas exteriores de celulosa. Es la placa base y es bastante económica.

REFORZADA: Su diseño pretende resistir mejor los golpes e impactos y está constituida por yeso reforzado de fibra de vidrio e igualmente la celulosa exterior, por cuanto esta indicada además en lugares de alto riesgo de incendio. Recomendado su uso en albañilería interior en zona de mucho uso y riesgos de impactos como colegios, negocios de tránsito etc..

IGNIFUGA: La capa interna está compuesta por yeso y lana de vidrio, o por la incorporación en su dorso de una plancha de poliestireno expandido autiextingible, que aumenta en gran medida la resistencia a las llamas.

HIDRÓFUGA: Resistente al agua. La cualidad del pladur para repeler el agua se encuentra en las capas externas de celulosa a las que se incorpora, aceites siliconados como tratamiento hidrófugo. Especialmente indicado para zonas con riesgo de inundación y alta humedad o en locales de humedad ambiental alta, además de lugares como aleros, porches, ciertas partes de sótanos etc etc..).
Una vez que hemos escogido el tipo de placa que vamos a instalar tendríamos que pensar si metidos en faena nos interesa también aislar el tabique o trasdosado que vamos a realizar. Existen en el mercado multitud de aislantes que escogeremos en función de nuestro presupuesto, el efecto que busquemos conseguir y el espacio que estemos dispuestos a invertir en la colocación del aislante.
  • Poliestireno extruido
  • Poliestireno expandido
  • Lanas minerales:
    • Lana de roca
    • Lana de vidrio
  • Otros productos:
    • Poliuretano
    • Paneles sándwich
    • Productos ligeros reflectantes
  • Eco aislamiento
Estos son algunos de los aislantes más extendidos pero existe una gran variedad de ellos, si queréis averiguar más en el amigo google podréis hartaros de leer sobre aislantes.

Escogida la placa y el aislante en el caso en que vayamos a necesitarlo, toca ahora hacer un resumen de las principales características de las placas laminadas.

Ya hemos dicho que son fáciles de instalar, de precio asequible e instalación limpia, pero a parte de esto presenta bajo mi punto de vista otra importante cualidad. Es muy fácil de reparar y facilita muchísimo el paso de instalaciones, la reparación y la modificación de estas. Es decir que si al realizar nuestro proyecto queremos aprovechar para mover de sitio un grifo, un enchufe, un punto de luz, etc. o ampliar los ya existentes, tan solo tenemos que cortar y retirar el trozo necesario, realizar la modificación y volver a colocar ese trozo que quitamos en el lugar original, un poco de pasta de emplastecer, unos tirafondos y como nuevo. Esto también es aplicable en el caso de las averías. Y todo ello sin las molestas regatas.

También podemos pintarlo del color que queramos, forrarlo de papel, de madera o incluso alicatarlo. Así pues parece que la pregunta inicial queda respondida ¿el pladur es bueno o es malo? en mi opinión el pladur es bueno y tan solo en los casos que la pared vaya a tener que soportar grandes cargas de peso o mucho maltrato por golpes, vibraciones, etc. diría que es mejor una pared tradicional de ladrillo. De todas formas una pared "de las de toda la vida" se dice así porqué ha demostrado de sobras su valía y al pladur le queda aún mucho por demostrar.

Y vosotros ¿que opináis del pladur?
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Hnos. Jimenez Gonzalez SC, Pladuo. Burgos